Estrategia mundial de lucha contra el terrorismo

El Secretario General de las Naciones Unidas, Kofi Annan, pidió a los Estados Miembros que adoptaran un enfoque común para luchar contra el terrorismo. Instó especialmente a los países a que procuraran alcanzar una comprensión unificada del fenómeno y superaran las desavenencias y las prolongadas negociaciones sobre el modo de definir el terrorismo que habían mermado durante mucho tiempo la autoridad moral de la Organización. Tomando la palabra ante una audiencia internacional en Madrid, el Secretario General indicó los elementos principales de una estrategia de todo el sistema de las Naciones Unidas para luchar contra el terrorismo en todo el mundo.

En el discurso, expuso los cinco pilares básicos de lo que denominó “una estrategia amplia y basada en una serie de principios” para luchar contra el terrorismo en el plano mundial:

Disuadir a los grupos descontentos de elegir el terrorismo como táctica para alcanzar sus objetivos;
Dificultar a los terroristas el acceso a los medios para llevar a cabo sus atentados;
Hacer desistir a los Estados de prestar apoyo a los terroristas;
Desarrollar la capacidad de los Estados para prevenir el terrorismo;
Defender los derechos humanos en la lucha contra el terrorismo.
Al detallar esas “cinco des” como eje de la nueva estrategia de lucha contra el terrorismo, el Secretario General pidió a los Estados Miembros que dejaran atrás los debates políticos sobre el terrorismo de Estado y el derecho a oponer resistencia a la ocupación y acordaran concluir un convenio general por el que se condenara el terrorismo en todas sus formas. El Secretario General instó a los dirigentes a que se unieran en apoyo de la clara definición de terrorismo propuesta por el Grupo de alto nivel sobre las amenazas, los desafíos y el cambio como base para orientar su labor. El Grupo pide que se adopte una definición de terrorismo en que quede claro que “constituye terrorismo todo acto que obedezca a la intención de causar la muerte o graves daños corporales a civiles no combatientes, con el objetivo de intimidar a una población u obligar a un gobierno o a una organización internacional a realizar o abstenerse de realizar un acto”.

Send a Comment